12/04/2018

Se realizó la conferencia Música y Salud

Sobre el escenario de la Sala Blanca Podestá – Teatro AGADU y a sala llena, los autores Daniel Drexler, Fabián Marquisio y Gustavo Ripa expusieron sobre diferentes propuestas que tienen a la música como centro para la resolución de un problema asociado a la salud.

En la apertura del evento, el presidente de AGADU, Alexis Buenseñor y el secretario general, Diego Drexler, contaron sobre la experiencia del proyecto La Música como solución, aprobado por la ANII.

“Cuando uno planea este tipo de eventos, la primera conversación fue con Diego Traverso y José Alonso, se generan expectativas de los temas que se plantean. Este ciclo demuestra que AGADU tiene una gran importancia para la sociedad en materia de difusión de la cultura, mientrras protege el derecho de autor en nuestro país". 

Por su parte, el secretario general de AGADU, Diego Drexler contó sobre el proyecto. “Somos creadores que hacemos música, y algunos tienen actividades en otras áreas. Es por el hecho de ser músicos que generaron en otros ámbitos aspectos de innovación. Nos pareció interesante hablar de estas experiencias y vernos como agentes de innovación”. 

Abrió el ciclo de charlas La Música como solución, Daniel Drexler, músico, médico e investigador en Neurociencias. Contó que, en 1998, en ocasión de la grabación de un disco, encontró que el sonido de un redoblante no había quedado acorde y comenzó a buscar soluciones. De este problema, surgió pegar el sonido de otro redoblante, pero al ver el resultado detectó que había quedado extremadamente alto. La solución definitiva fue mezclar el sonido en una frecuencia contraria. Este fue el disparador para la creación posterior de Levo, un dispositivo biomédico que mantiene la estimulación acústica durante el sueño, logrando atenuar el Tinnitus, una alucinación auditiva que consiste en percibir zumbidos o ruidos que no provienen del entorno. Este tratamiento mejora la calidad de vida de los pacientes con Tinnitus.

En 2014 se consiguió la habilitación para utilizarlo en Estados Unidos y la Unidad Europea. “Llegamos a donde llegamos con un equipo multidisciplinario. Es muy importante. Con mucha creatividad y apoyándonos en un frágil sistema de emprendedores en Uruguay. Con apoyo financiero internacional. El valor de lo que se había puesto en la empresa se multiplicó por seis; la importancia en el valor agregado que genera el conocimiento”, dijo Drexler.

En 2016 Levo salió al mercado en Estados Unidos, Canadá y Europa, comenzando a aplicarse en los tratamientos y años después, recibió premios internacionales por su desarrollo.

“Cuando fui a hacer la patente en Estados Unidos me dijeron que ser autor era bueno. Ahí no tuve que ocultar mi faceta”, dijo. “AGADU no es solo una institución que recauda nuestros fondos, sino es una institución que puede incidir en la realidad uruguaya, y sobre todo en tratar de crear estos vínculos y cuidar a sus creadores en la etapa primaria, generando vínculos con las áreas creativas de la sociedad. Tenemos un territorio fértil para la creatividad”, sostuvo Drexler.

Fabián Marquisio, músico y creador de Villazul, un proyecto musical orientado a niños con dificultades de aprendizaje, contó que su inquietud nació por la necesidad de comunicarse con su hijo Antonio, a quien diagnosticaron, a sus dos años, con espectro autista.

“La música es una magia increíble y siempre la usé, desde chiquito, para salir de problemas”, contó Marquisio y compartió la anécdota de cómo cantando, logró que su hijo lo mirara por primera vez. Así surgió la idea de usar las canciones que Marquisio cantaba con Antonio para dar a conocer a otros niños, a las que llamó “canciones motoras”. Para desarrollar la idea, contó con la participación de músicos que se fueron integrando al proyecto de forma voluntaria, entre los que destacó a Ruben Rada, Fernando Cabrera, Estela Magnone, Malena Muyala.

Al cierre, Gustavo Ripa contó el cambio que tuvo su manera de percibir la música luego de haber descubierto el sonido de los cuencos tibetanos, instrumentos utilizados en Asia en técnicas de relajación y meditación. Este fue el puntapié para investigar más sobre el tema. En la actualidad, Ripa desarrolla un ciclo llamado Música y salud en el que trata la utilización de la música y el sonido como herramienta aplicada hacia la calma, el bienestar y la salud.

Expuso el ejemplo de las instituciones médicas donde la música y el sonido no es tenido en cuenta. “En un lugar en el que la gente está pasando por situaciones complejas debe reponerse, recuperar fuerzas, descansar, hay situaciones sonoras altamente estresantes y eso no debería ser así”, opinó.

Acceda a las conferencias de Daniel Drexler, Fabián Marquisio y Gustavo Ripa 

Más información sobre el ciclo.

Galería de Fotos